Uno de los requisitos principales e imprescindibles que toda empresa debe cumplir para poder garantizar su estabilidad económica y que al mismo tiempo es de gran importancia para su posible éxito o fracaso en el mercado es contar con un servicio de asesoría contable y financiera, un servicio que ofrezca orientación y apoyo en los aspectos de contabilidad y finanzas, rubros en los que el empresario no es necesariamente experto.

Este tipo de servicio es de suma importancia, pues las finanzas y la contabilidad son dos de los aspectos sobre los que se basa y fundamenta la estabilidad de la entidad, por lo tanto una correcta orientación puede implicar que tenga o no la organización y el control necesarios para lograr mantener el funcionamiento óptimo de la compañía, sus operaciones y sus negocios.

asesoria contable y financiera
Una creencia que es considerada como verdadera en el mundo empresarial y de los negocios es que este tipo de servicios es de gran utilidad para las entidades, pero en mayor medida cuando se trata de las grandes empresas, los corporativos transnacionales y las compañías internacionales. Sin embargo, esta es una idea ligeramente errada, pues estos servicios sí tienen una importancia relevante para este tipo de organizaciones, pero las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) también pueden encontrar esta herramienta bastante útil para sus metas, objetivos, propósitos y necesidades.

La razón para esto en realidad es muy simple: si en una gran compañía, donde sus directivos, accionistas y socios suelen tener conocimientos sobre el mercado, finanzas y economía, este tipo de servicios tienen una gran utilidad, entonces en un pequeño negocio familiar, una pequeña cadena de servicios o una mediana empresa, donde es más probable que los dirigentes y empresarios tengan únicamente conocimientos básicos de estos temas, un servicio como la asesoría contable y financiera es incluso mucho más valorado y requerido.

Este tipo de servicio es entonces útil, requerido y hasta imprescindible para cualquier tipo de entidad, pues es una herramienta que facilita en gran medida las tareas de análisis, evaluación, manejo y solución de diferentes tipos de situaciones relacionadas con la contabilidad y las finanzas de la empresa, desde inconvenientes sencillos y de mínimo impacto, hasta problemas que realmente podrían afectar el funcionamiento, estado y estabilidad de la organización de manera seria.

En otras palabras, la función que un servicio de este tipo cumple es la de proporcionar información a la empresa o empresario que ha solicitado el servicio, información relevante que sirva para la toma de decisiones en estos dos rubros específicos y la optimización de las operaciones, desde cuestiones cotidianas como la compra y venta de mercancía, materia prima, maquinaria y equipo, hasta la realización de inversiones o la consumación de sociedades y alianzas con otras entidades o con inversionistas nuevos.

Esta labor es considerada como una función administrativa, pues a pesar de no tener influencia en algunos rubros, operaciones o decisiones que se toman en la organización, la información y datos que surgen de esta actividad sí son consultados y utilizados en todas las áreas para su análisis y aplicación en los diferentes procedimientos, según la consideración que se tenga de estos.

Por supuesto, la asesoría contable y financiera debe ser llevada a cabo por un profesional del área, específicamente un contador especializado en finanzas, título y conocimientos que lo dotan de la capacidad para poder realizar análisis completos e integrales de la situación financiera y contable en la que se encuentra la empresa y ofrecer resultados que sirvan para la toma de alguna decisión relacionada con este estado.

Cuando se trata de una nueva entidad, un negocio que ha sido recién puesto en marcha o que tiene poco tiempo de existir, este tipo de servicio es todavía más importante, pues el correcto trabajo del asesor y la correcta toma de decisiones basada en la información que el asesor ofrece, pueden determinar y ayudar de manera considerable al correcto desarrollo y crecimiento de la empresa, sus operaciones, sus productos y su marca.

Cabe mencionar que este tipo de servicios es prácticamente inseparable, es decir, la contabilidad y las finanzas van siempre de la mano y no se pueden analizar por separado. Cuando se lleva a cabo un análisis de la contabilidad de una empresa se requieren informes y estados de las finanzas de esta, pues todas las operaciones registradas por el área contable son operaciones financieras (aunque no necesariamente haya habido un pago o entrega de dinero).

Al implicar cuestiones monetarias, es necesario considerar que las tareas de la asesoría contable y financiera deben ser realizadas de una manera muy precisa, detallada y cuidadosa, pues el más mínimo error podría resultar en consecuencias graves para el desarrollo y desempeño de la organización.

En conclusión, se puede decir que este tipo de servicio goza de gran popularidad e importancia en el mundo empresarial porque es una guía de cómo andar de forma segura a través del camino del mundo de los negocios. Una entidad difícilmente puede dar un paso adelante o tomar una decisión si no tiene una correcta asesoría; pero cuando la tiene y esta es adecuada, el empresario y la empresa pueden estar seguros de contar con los recursos y medios requeridos para lograr el crecimiento y desarrollo esperados.

CPMD y Compañía, S. C., es un firma que conoce a fondo las necesidades actuales del mundo empresarial y de los negocios, razón por la que cuenta con los mejores contadores públicos con el objetivo de ofrecer el mejor servicio para cualquiera de sus clientes, un servicio profesional, de calidad y excelencia que garantiza los mejores resultados y que ofrece soluciones prácticas y confiables que ayudan a las empresas en su proceso de crecimiento.

CPMD es la mejor firma de contadores públicos certificados y por ello ofrece los mejores servicios, entre los que se encuentra la importante asesoría contable y financiera.