Asesoría contable y fiscal

En ocasiones pareciera que es sumamente sencillo contratar a un profesional o grupo de profesionales para llevar a cabo la contabilidad de una empresa, sobre todo por el hecho de que existe una gran oferta en el mercado. Basta con entrar a cualquier buscador de internet, ingresar “asesoría contable y fiscal” como palabras clave y decenas, cientos o quizás miles de resultados al respecto se tendrán.

Una vez revisando cada uno de los resultados se comprueba que prácticamente los primeros 30 o 40 resultados son firmas y despachos de contabilidad o contadores independientes ofreciendo sus servicios. Se podría pensar que en este punto lo único que hace falta es elegir a cualquiera de estos despachos, muchas veces eligiéndolos por su imagen, lo que ofrecen y los costos. Sin embargo, elegir una firma que ofrezca servicios de contabilidad confiable y que cumpla cabalmente con las tareas asignadas es mucho más difícil de lo que parece.

La contaduría es una disciplina que requiere de diversas capacidades que no cualquiera posee, y esto no implica que esta disciplina sea en absoluto compleja o que utilice fórmulas y leyes científicas que sólo unos pocos son capaces de comprender. La dificultad en las tareas de un profesional en esta área tiene que ver con la dedicación, paciencia, tolerancia y perfeccionismo que se requieren para obtener los mejores resultados.

Requerir servicios de asesoría contable y fiscal es sumamente común, pero encontrar un profesional que tenga todas las características requeridas para garantizar que su servicio sea de excelente calidad, no lo es tanto.

Las leyes fiscales cambian año tras año, a veces incluso en un mismo ejercicio pueden cambiar las disposiciones legales, existen varios regímenes tributarios a los que una persona física o moral puede pertenecer, las actividades empresariales son variadas, las tasas para el cálculo de impuestos varían dependiendo del producto, la actividad, la zona o el tipo de persona (física o moral), las fechas y periodos de presentación de declaraciones pueden ser modificadas y los requisitos para trámites cambian en cada ejercicio.

En fin, las labores de un contador son extensas y su conocimiento debe serlo también, pero no sólo eso, este conocimiento debe estar en constante actualización mes tras mes, ejercicio tras ejercicio, para poder conocer los procesos para realizar todo tipo de trámites fiscales y contables.

Por esto es que se requiere que un profesional en el área esté totalmente comprometido con sus clientes y sienta una gran pasión por la práctica de su profesión, pues de otra manera cómo podría una persona tener interés en mantenerse actualizado, leer artículos, leyes y comunicados oficiales que son emitidos de manera constante por la autoridades correspondientes y tener la paciencia y dedicación requeridas para estas labores.

Si bien es cierto que un contador está perfectamente capacitado para realizar cualquier labor contable, fiscal y administrativa, es mucho mejor que el profesional esté especializado en un área específica, pues las tareas son vastas y los requerimientos extensos, y es mejor conocer al 100% un tema específico que conocer al 50% diez diferentes temas.

La especificidad y perfeccionismo en la contabilidad son indispensables. Los registros contables, cálculos de impuestos, sueldos y salarios, pagos, cobros y préstamos deben ser registrados con gran precisión y minuciosidad, pues el error más mínimo puede provocar que toda la contabilidad de una empresa sea errónea, lo cual puede acarrear conflictos financieros, administrativos, laborales y fiscales que ninguna empresa desearía tener.

En pocas palabras, encontrar y conocer alguna firma que ofrezca asesoría contable y fiscal no es fácil porque no cualquiera puede ser un buen contador y llevar a la perfección la contabilidad de una empresa o negocio.

Por todo lo anterior te invitamos a conocer a CPMD y Compañía, S. C., un despacho que cuenta con contadores públicos certificados y especializados en diferentes áreas, profesionales capaces de llevar la contabilidad, nómina, administración, declaraciones fiscales, auditorías y demás procesos a la perfección, siempre trabajando en conjunto con el personal de tu empresa o negocio.

Sabemos que para destacar como firma en un área con una oferta tan amplia como lo es la contabilidad se debe ser el mejor. Y precisamente eso es lo que ofrecemos en CPMD y Compañía: el mejor servicio, porque somos un grupo de profesionales apasionados de nuestro trabajo, comprometidos con nuestros clientes y con la plena convicción de entregar resultados inmediatos y tangibles.

Gracias al gran equipo de trabajo con el que contamos podemos ofrecer asesoría contable y fiscal en diferentes rubros y a cualquier tipo de empresa o empresario, con cualquier giro comercial o régimen tributario. Entre los servicios que ofrecemos está la asesoría en contabilidad general y contabilidad electrónica, el cálculo y pago de impuestos, asesoría en caso de auditorías o revisiones por parte de las autoridades fiscales e incluso asesoría laboral.

Respecto a este último punto es menester agregar que nuestro equipo está enriquecido con abogados especialistas en materia laboral que pueden apoyar a tu empresa o negocio en caso de demandas por parte de empleados o sindicatos, llevando todos los trámites y papeleo necesarios, trabajando en conjunto con los departamentos involucrados de la empresa y como tus representantes ante las autoridades laborales.

Por todo lo anterior, no queda más que reiterar que nosotros somos la mejor opción al elegir un despacho que ofrezca asesoría contable y fiscal, precisamente porque somos más que un despacho contable, somos una empresa comprometida con el desarrollo de la pequeña y mediana empresa, nuestros clientes y nuestra profesión, sólo te pedimos darnos la oportunidad de demostrar nuestra valía y comprobar que con CPMD Y Compañía nuestros clientes sólo tienen que preocuparse por su éxito, pues de la contabilidad nos ocupamos nosotros.

Publicaciones recientes

Deja un comentario