Solo hay dos cosas seguras en esta vida: la muerte y pagar impuestos. Esta afirmación es una de las premisas básicas que todo contador conoce y tiene en mente en todo momento. Sin embargo, a pesar de ser una frase de suma importancia para un contador, pues le recuerda la relevancia de su labor, la realidad es que esta afirmación deberían tenerla en mente también los contribuyentes, ya sean personas físicas o morales, pues así como funciona de recordatorio para un contador, puede funcionar como recordatorio para el empresario sobre la importancia de sus obligaciones fiscales.

La realidad es que la gran mayoría de empresas y empresarios cumplen con sus obligaciones de este tipo, sin embargo, no todas las entidades cuentan con una asesoría tributaria adecuada, lo que frecuentemente tiene como consecuencia multas, sanciones o recargos, al igual que trámites complejos como auditorías e incluso revisiones.

asesoría tributaria

La mayoría de entidades cuenta con un área encargada de la contabilidad, el cálculo y pago de impuestos, aunque hay muchas otras organizaciones que prefieren contratar los servicios externos de un grupo o despacho de expertos en el área para el cumplimiento de estas obligaciones. Cualquiera que sea la opción elegida, es correcta. El problema no radica allí, sino en la calidad de los servicios y conocimientos que ofrece el despacho contratado o del personal del área.

En ocasiones ni siquiera llega a ser una cuestión de calidad o de conocimiento de los profesionales del área, sino de pequeños detalles que escapan a la vista de estos o que desconoce el empresario, detalles que pueden llegar a ser costosos.

Por todo esto es importante que el empresario tenga siempre en mente que las leyes fiscales y tributarias son sumamente cambiantes, pues año tras año se hacen revisiones, cambios y modificaciones, a veces incluso a mitad de un ejercicio se pueden realizar también adiciones a la ley vigente, por lo que estar actualizado y al día con la información es importante no solo para el contador, sino para el empresario.

Es aquí donde radica la importancia de solicitar y tener una buena asesoría tributaria, pues a pesar de contar con un departamento especializado en el tema, un punto externo y parcial siempre es necesario y bastante útil al momento de cumplir con las obligaciones ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Si la empresa, por el contrario, no cuenta con un área de contabilidad y deja las tareas fiscales y contables en manos de un despacho externo, la importancia de que el grupo cuente con profesionales actualizados, bien preparados y con pleno y actual conocimiento de las leyes fiscales, es incluso mayor.

Por ello, para evitar cualquier inconveniente o sorpresa al momento de cumplir con las obligaciones ante el SAT, es importante solicitar los servicios de un despacho o grupo especializado y profesional, confiable y que garantice los mejores resultados.

Es por esto que CPMD y Compañía, S. C., pone a disposición de empresas y empresarios sus servicios contables y fiscales, pues se trata de un grupo de profesionales en el área que cuentan con la experiencia, el conocimiento y el prestigio necesarios para garantizar que cualquier tipo de labor que este grupo realiza es completamente profesional y eficaz.

La asesoría tributaria se encuentra entre los servicios más solicitados e importantes que ofrece CPMD y cuya calidad es inmejorable. El objetivo principal de un servicio de este tipo es llevar a cabo un análisis o estudio sobre la empresa, el régimen tributario al que pertenece, sus operaciones y características, para después, con base en los resultados de este análisis, establecer y diseñar un plan de trabajo para realizar el cálculo y pago de los impuestos de la manera más estricta y apegada a las normas fiscales vigentes.

Pero quizás la parte más importante de este tipo de servicio es el diseño de un programa de planeación tributaria que le permita a la empresa obtener los mejores resultados fiscales y así cumplir cabalmente con sus obligaciones tributarias e incluso mejorar el estado financiero y fiscal de la entidad.

Esta importante actividad, de manera mucho más específica, incluye el análisis del presupuesto empresarial, proyecciones financieras, la evaluación de los contratos vigentes, el valor de los bienes, análisis, cálculos y proyecciones de amortizaciones y depreciaciones de activos, distribución de utilidades, entre otras tareas importantes para el cumplimiento de las obligaciones ante las autoridades fiscales.

En general, la planeación tributaria tiene como objetivo minimizar lo más posible la carga tributaria para la empresa, pero siempre dentro de los parámetros establecidos por la ley vigente.

Otro tipo de tareas que incluye el servicio de asesoría tributaria proporcionado por CPMD son la elaboración de registros fiscales regulares como declaraciones de impuestos, auditorías fiscales, actualizaciones fiscales, elaboración y presentación de informes especiales.

Asimismo se incluyen servicios y tareas básicas como la facturación, elaboración de recibos de nómina, arrendamiento u honorarios, retención de impuestos, contabilidad general, cálculo y manejo de nómina y también tareas posteriores a la presentación y cumplimiento de las obligaciones fiscales como la solicitud de devoluciones, compensaciones por saldo a favor, correcciones a las declaraciones y en caso de ser necesario la presentación de recursos ante el SAT.

En general CPMD se caracteriza por ofrecer los mejores servicios fiscales y contables tanto a grandes compañías y corporativos con un gran volumen de producción u operaciones, como a pequeñas y medianas empresas (PyMEs). Este grupo lleva años en el mercado siendo el líder en el sector y ofreciendo sus servicios de alta calidad a un gran número de clientes, los cuales dan fe y testimonio de la excelencia de los servicios de este grupo y el profesionalismo de sus miembros.

Por todo esto, cualquier empresa en busca de servicio de asesoría tributaria y cualquier otro tipo de servicio fiscal o contable no debe dudar en solicitar el apoyo del mejor despacho de contadores en México: CPMD.