Contabilidad fiscal: CPMD y Compañía

Toda empresa, grande, mediana o pequeña, está obligada a llevar un registro contable de sus actividades por dos principales razones: la primera es una cuestión administrativa, pues llevando un registro de todas sus operaciones, la entidad puede realizar un análisis de sus gastos e ingresos y así llevar a cabo planes y estrategias para reducir sus gastos e incrementar sus ganancias; la segunda es una cuestión legal, pues las leyes y autoridades fiscales del país requieren revisar periódicamente las operaciones de toda empresa para verificar que éstas sean legales y cumplan con sus obligaciones tributarias.

La contabilidad fiscal es una técnica de registro de operaciones monetarias que se utiliza para analizar específicamente el área fiscal de una empresa, es decir, todo lo relacionado con el pago de impuestos, los montos a pagar, los periodos, conocidos fiscalmente como ejercicios, y los diferentes impuestos a pagar.

Toda persona física o moral que realice una actividad empresarial independiente debe llevar un registro contable de sus operaciones, presentar declaraciones de impuestos, ser sujeto a auditorías y tener toda su documentación respecto a compras, ventas, costos de producción, recibos de honorarios y pago de sueldos, salarios e impuestos, según corresponda con su actividad. Esto puede llegar a ser una labor pesada, tediosa y laboriosa, además de requerir profesionales expertos en el área, confiables y eficaces.

contabilidad-fiscal-CPMDPero la complejidad de estas tareas no para allí, pues los registros son amplios e incluyen diversas áreas, pues no es el mismo procedimiento para el registro y cálculo de sueldos y salarios que para la compra de maquinaria o mobiliario, no es el mismo proceso que se lleva a cabo en la compra de materia prima para la producción que en la compra de material para oficinas, sólo por dar un par de ejemplos. Por eso es que el registro de las diferentes operaciones se divide entre varias áreas y técnicas, incluida la contabilidad fiscal.

Otro punto a considerar al respecto es que los impuestos, a diferencia quizás de otros gastos u obligaciones, son cambiantes en cuanto a montos, tasas, porcentajes, procedimientos de pago e incluso varían dependiendo del producto, actividad o zona que se trate. Por ello se requiere de un profesional bien capacitado para llevar los registros contables fiscales de una empresa o empresario, pues es una labor compleja y minuciosa en la que un error puede costar mucho tiempo de trabajo y en el peor de los casos, dinero.

Para todo el mundo sólo existen dos cosas seguras: la primera es la muerte; la segunda es pagar impuestos. Y es que realmente no existe una sola persona o empresa que se libre del pago de impuestos. Cuando se compra cualquier artículo, incluso el más pequeño y barato, cuando se viaja a cualquier parte, cuando se es dueño de alguna propiedad, se están pagando impuestos. Y cuando se trata de una persona física o moral con actividades empresariales, el cumplimiento de las obligaciones fiscales no sólo es inevitable, sino complicado.

Toda empresa o empresario debe llevar a cabo su pago de impuestos de manera mensual, adicional a esto, debe realizar declaraciones de impuestos tanto mensuales como anuales y realizar las declaraciones de sus empleados, en caso de que cuente con ellos. Además de esto también puede ser sujeto a una auditoria o revisión por parte de las autoridades fiscales.

La contabilidad fiscal es la especialidad que se encarga de llevar a cabo todos los trámites mencionados, pero para ello se requiere una cantidad considerable de información. La persona física o moral debe tener al día y completa la documentación requerida: recibos de nómina y arrendamiento, contratos con clientes, proveedores, acreedores y empleados, recibos y facturas de compras y ventas de todas sus áreas como de material para la producción, herramientas y maquinaria, mobiliario y equipo, entre muchos otros tipos de comprobantes fiscales.

Se requiere también tener la información actualizada respecto al pago de impuestos y obligaciones fiscales, pues, como se ha mencionado, año tras año, e incluso en el mismo ejercicio, se presentan cambios en porcentajes y tasas, cambios en los productos y servicios gravados o deducibles, incentivos fiscales que se eliminan o agregan e incluso pueden cambiar las formas para pagar impuestos o llevar a cabo las declaraciones, revisiones y auditorías y sus condiciones.

Como se puede ver, todo lo relacionado con los impuestos y obligaciones tributarias es un tema complejo, por ello es imprescindible contar con profesionales expertos y especializados en la materia que lleven a cabo todo el proceso de registro de las operaciones fiscales, pues además de que el cumplimiento del pago de impuestos es una obligación, es necesario hacerlo bien, pues de lo contrario las consecuencias y aclaraciones pueden ser muy desagradables, prolongadas y costosas.

Sin embargo, no todas las empresas cuentan con un departamento o área de contabilidad fiscal, algunas sólo la engloban en un departamento general de contabilidad que debe realizar todos los registros y operaciones relacionadas con la empresa, incluido lo relacionado con impuestos, lo que resulta en una labor de mucho desgaste. Algunas otras empresas ni siquiera cuentan con un área de contabilidad y muchos pequeños empresarios suelen contratar servicios contables particulares, sencillos y baratos que en ocasiones no son del todo eficientes.

Nosotros, CPMD y Compañía, S.C., somos una firma de contadores públicos certificados que ofrecemos servicios especializados en todo tipo de registros contables de las operaciones de una empresa, incluida la contabilidad fiscal. Nuestros servicios son integrales, completos y de calidad, estamos especializados en las pequeñas y medianas empresas y garantizamos con nuestros conocimientos y experiencia proporcionar un servicio que satisfaga completamente las expectativas y necesidades del cliente.

En CPMD y Compañía conocemos todos los inconvenientes y problemas que un mal cálculo de impuestos puede provocar, así como las necesidades de las empresas hoy en día, por eso ofrecemos un servicio de excelencia y calidad que le garantice al cliente tener una sola preocupación: lograr el éxito y crecimiento de su negocio, pues de la contabilidad y sus impuestos nos ocupamos nosotros.

Publicaciones recientes

Deja un comentario