Nuestro departamento de “fiscal” cuenta con Contadores Públicos Titulados y en algunos casos Certificados por lo que podemos ofrecer un servicio de calidad. Nuestro fiscalista se encargará de brindarle toda la asesoría necesaria en lo referente a cualquier tipo de impuestos ya sean federales, locales, estatales, etc.

El Contador Fiscalista se encargará de calcular, preparar y presentar todo lo referente al pago de impuestos, así como solicitar en ocasiones devolución de los mismos, presentar avisos de compensación, atender auditorias por parte del SAT, Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).

Nuestro fiscalista puede brindar el servicio de Asesorar a sus Contadores de planta ya sea orientándolos, despejando cualquier tipo de duda o casos extraordinarios; Tal vez revisando su determinación de impuestos para verificar que sean correctos.

fiscalista

El Contador fiscalista también ofrece el servicio de atender cualquier revisión (auditoría) por parte de alguna dependencia como sería el caso del Servicio de Administración Tributaria (SAT), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), etc., para explicar un poco en qué consiste una revisión por parte del SAT analizaremos un poco a grandes rasgos.

¿Qué es la Auditoría Fiscal?

El artículo 42 del Código Fiscal de la Federación otorga facultades de comprobación a las Autoridades Fiscales que entre otras se encuentran las siguientes:

  • Requerir la contabilidad para su revisión
  • Practicar visitas

Pues bien, existen muchos factores para que la autoridad programe una auditoría fiscal como son:

  • La omisión de alguna (s) declaración (es).
  • La variación en alguna compulsa de contribuyentes.
  • Etcétera.

Una vez que la autoridad tiene la orden de realizar una auditoría  ya sea solicitar la documentación en las oficinas de las propias autoridades o en el domicilio fiscal del contribuyente se procede a “notificar” mediante oficio, por lo que la autoridad se presenta en el domicilio fiscal del contribuyente solicitando la presencia del Representante Legal de la empresa o de la Persona Física según sea el caso.

Si en ese momento no se encontrara éste se procede a dejar un citatorio que generalmente es al día hábil siguiente para que a determinada hora el Representante Legal espere a los notificadores y hacerle entrega del oficio correspondiente, apercibiéndole que en caso de que no pueda atender la notificación se procederá a realizar la diligencia con quien en ese momento se encuentre en las instalaciones.

Una vez que se ha entregado el oficio respectivo en el cual se hace del conocimiento al contribuyente que tiene una revisión por parte de la autoridad se levanta un acta de inicio, en donde queda asentado todos los requisitos necesarios, tales como ubicación del domicilio fiscal, características del mismo, nombre de quien atiende la diligencia, nombre de los auditores, etcétera.

En ese mismo momento se le solicitará a la persona que está atendiendo la diligencia exhiba los documentos que la autoridad solicite, esto depende del tipo impuesto que vayan a revisar, puede ser pagos provisionales o pago anual del Impuesto Sobre la Renta, pagos definitivos del Impuesto al Valor Agregado, los impuestos generados por retenciones a terceros, etc., sin embargo hay documentos que invariablemente los solicitaran como son:

  • Acta constitutiva.
  • Inscripción al RFC o alta ante el SAT.
  • Identificación del Representante Legal.

En caso de que el contribuyente no entregue la información solicitada en el acto se hará acreedor a una multa sin que se le exima de presentar dicha información en días subsecuentes. A partir de entonces la autoridad cuenta con el plazo de doce meses para terminar con su revisión, salvo en los casos que se mencionan en el artículo 46-A del Código Fiscal de la Federación.

Durante el tiempo de revisión, la Autoridad puede solicitar toda la información necesaria para continuar son la auditoría fiscal en cuyo caso se levantarán “actas parciales” en donde quede asentado la solicitud y si el contribuyente hizo entrega de la mismo o no.

Una vez que la autoridad termino de revisar la documentación se procede a levantar “la última acta parcial” u “oficio de observaciones” en donde la autoridad pondrá por escrito los hechos u omisiones del contribuyente detectados en su auditoría fiscal.

A partir de ahí el contribuyente cuenta con 20 dias hábiles para desvirtuar en su caso dichas omisiones u observaciones mediante documentos, libros o registros; en algunas ocasiones el plazo se puede ampliar según lo mencionado en el artículo 46 fracción IV del Código Fiscal de la Federación.

Por último se levanta el “acta final”, si para entonces la autoridad ya revisó los documentos con los que se desvirtuaron los hechos u omisiones únicamente en el acta final se pondrá en su caso las diferencias que se encontraron.

Ahora bien, si por el tiempo transcurrido al momento de levantar el “acta final” la autoridad no ha revisado dicha información aparecerán en dicha acta las mismas observaciones que en la “última acta parcial” sin que por este hecho se considere como diferencias ya que la autoridad cuenta con un plazo de 6 meses para emitir su resolución final.

En CPMD y Compañía, S. C. Somos especialistas en auditorías por partes de las autoridades hacendarias tales como el Servicio de Administración Tributaria (SAT), Secretaría de Finanzas, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), etc.

Atendemos cualquier tipo de auditoría, damos la asesoría necesaria, explicamos a los clientes paso a paso el desahogo de la misma, tenemos el conocimiento y la experiencia para interponer recursos legales ante dichas dependencias de gobierno.

En caso de que la(s) autoridad(es) después de que nuestros clientes hayan “desvirtuado” los hechos u omisiones emitan un crédito fiscal en contra nuestro departamento de “Legal” puede en los casos que los clientes así lo consideren conveniente interponer algún medio de defensa como son:

  • Recurso de revocación o
  • Juicio de nulidad
  • Amparo directo
  • Etcétera

Nuestro fiscalista cuenta con amplia experiencia para defender a nuestros clientes siempre con apego a derecho.