La labor de los Contadores públicos a través de la historia

A lo largo de la historia el hombre ha buscado generar riquezas, tener propiedades e incluso invertir sus posesiones para obtener ganancias. De la misma manera, llegado el momento, se dio cuenta de que era necesario organizar, administrar y registrar dichas ganancias y posesiones; se dio cuenta de que era necesario contabilizar.

En este punto de la historia es donde nacen los Contadores Públicos. Ciertamente, en ese momento no se les conocía como tal, probablemente ni siquiera eran las personas más aptas para contabilizar, pero se les asignaba la tarea por ser personas de confianza, familiares o empleados de los dueños. Posteriormente las personas asignadas a esta tarea comenzaron a estar más preparadas, sabían leer, escribir y realizar operaciones y seguramente eran personas cercanas a los propietarios y de su confianza.

En las culturas antiguas como Mesopotamia, Egipto y Grecia ya se llevaban registros contables, sobre todo con tablillas hechas con arcilla o barro donde se registraban las operaciones (ganado y granos recolectados y cultivados, vendidos o intercambiados). Estas tablillas son el antecedente de los libros o diarios contables.

Contadores-publicos -cpmd

Pero fue hasta el siglo XV que la contabilidad como hoy la conocemos se fundó. Fray Luca Pacioli, matemático y economista italiano, considerado como el padre de la contaduría, fue el hombre que creo los registros o cuentas “T” para registrar las operaciones de una empresa de manera dual, organizada y contable. A partir de ese momento las formas de registros financieros fueron evolucionando hasta los métodos y técnicas que hoy conocemos y con ellos también evolucionaron los Contadores Públicos.

Un contador es un profesional dedicado a la aplicación, manejo e interpretación de la contabilidad de una persona o empresa, sus funciones son registrar todas las operaciones financieras que se realicen, generar informes administrativos y fiscales al respecto, proponer estrategias de mejora y soluciones a problemas, entre otras. Lo que un contador haga y entregue a sus empleadores influye en la toma de decisiones de estos, por ello su eficiencia y calidad de trabajo es de suma importancia para cualquier persona o empresa.

El profesional de la contabilidad también se encarga del cálculo de los impuestos, su liquidación y revisión. Asimismo una de sus posibles labores es la auditoría, es decir, realizar una revisión detallada de los reportes y declaraciones realizados por otros colegas dentro de una misma empresa o en una ajena para validar su contenido y resultados.

La contaduría, si bien puede no ser una ciencia, sí es una labor compleja, tanto que los Contadores Públicos suelen especializarse en una rama específica de esta disciplina, pues existen diferentes ámbitos en los que un contador se puede desarrollar. Las principales especialidades que hay hoy en día son: contabilidad de costos, contabilidad financiera y contabilidad fiscal o de impuestos.

La contabilidad de costos es la rama que se encarga de registrar todas las operaciones internas de una empresa para calcular los costos de producción de un producto, lo cual es una guía para establecer el precio de venta de dicho producto y en caso de ser necesario buscar opciones para reducir los costos de materias primas, insumos, maquinaria, etcétera.

La contabilidad financiera, quizás la especialidad más común o conocida, se encarga de llevar el registro de todas las operaciones de una empresa o empresario para generar informes sobre el estado financiero y el funcionamiento en general de la entidad.

La contabilidad fiscal o de impuestos lleva a cabo el cálculo de contribuciones fiscales por pagar, realiza declaraciones de impuestos y, en caso de ser necesario, apoya y asesora a la persona o empresa en aclaraciones o auditorías realizadas por las autoridades fiscales.

Por todo lo anterior, los Contadores Públicos requieren tener diversas cualidades y aptitudes para destacar en su campo y realizar sus labores de manera eficiente. Entre dichas cualidades están la habilidad matemática, administrativa y estadística, la capacidad de liderazgo, negociación y toma de decisiones, el trabajo en equipo, la paciencia y tolerancia a la frustración. Por supuesto, no se puede dejar de lado el amplio conocimiento en cuestiones financieras, fiscales, legales y jurídicas que el contador debe tener, además de estar siempre actualizado, pues el mudo financiero, los negocios y sobre todo los impuestos y legislaciones al respecto son muy cambiantes.

Toda persona física o moral requiere de servicios de contabilidad, pues ninguna empresa o empresario está libre de pagar impuestos, todos requieren de un registro contable para procesos administrativos, financieros y toma de decisiones, por lo tanto contar con un profesional especializado que lleve a cabo dichas labores es una necesidad básica para toda entidad.

CPMD y Compañía, S. C. es una firma de Contadores Públicos Certificados con experiencia y calidad confirmadas, ofrecemos diferentes servicios contables integrales como auditorías, asesorías, contabilidad general, elaboración y manejo de documentación, declaraciones fiscales, declaraciones informativas, entre otros servicios.

Debido a la alta demanda de servicios de esta índole que existe hoy en día, para destacar como firma se debe contar con profesionales, pero sobre todo con apasionados de la contabilidad que ofrezcan resultados inmediatos y tangibles. Eso somos nosotros: apasionados de la contabilidad, profesionales con vocación que ofrecemos nuestra capacidad, conocimientos y habilidades, sólo te pedimos una oportunidad para mostrar nuestra valía.

Nuestro objetivo siempre ha sido y será ofrecer a la pequeña y mediana empresa un servicio de calidad y excelencia, emplear nuestros conocimientos y experiencia para lograr llevar los registros contables de cualquier empresa o empresario de la mejor manera, para así ayudar al crecimiento y éxito de su negocio, única preocupación de nuestros clientes, pues de la contabilidad nos ocupamos nosotros.

Publicaciones recientes

Deja un comentario