Vigilancia empresarial: auditoría contable

Se puede decir que desde hace siglos, casi desde el inicio de la historia de la humanidad han existido los negocios. Con el paso del tiempo el mundo empresarial fue creciendo, evolucionando y adaptándose al entorno social y las necesidades de los empresarios y los clientes de cada época.

Como parte de esta adaptación al entorno por parte del mundo empresarial, los negocios en la actualidad son mucho más complejos y tienen un gran volumen, asimismo ha crecido de manera considerable la preocupación por parte de los empresarios de que cada una de las áreas de la organización funcione de manera adecuada, como se supone que debe funcionar, pues esto garantiza estabilidad y orden para la entidad.

Y es en este punto donde nace la auditoría contable, ya que como parte de esta preocupación de mantener el orden, la estabilidad, la estructura y en general el correcto funcionamiento de cada parte de la cadena de producción, surge a su vez la necesidad de vigilar, revisar y verificar que cada proceso se lleve a cabo como de ser.

Precisamente muchos especialistas en el mundo de los negocios aseguran que en el proceso de gestión y administración empresarial, una de las actividades que resulta de mayor ayuda para lograr el máximo nivel de calidad, productividad y eficiencia en cualquier tipo de empresa, industria o negocio, es la vigilancia sobre los diferentes procesos que se realizan en la compañía.

Los especialistas en la contaduría son los encargados de llevar a cabo las labores de vigilancia en las empresas, procesos que inician con sus labores cotidianas que implican el registro minucioso y preciso de todas y cada una de las operaciones que realiza la empresa (y que están relacionadas con el movimiento, traslado o cualquier transacción monetaria o acción que tenga un implicación económica) y terminan en los procedimiento de auditoría.

Cabe mencionar que estos procesos contables son independientes de las operaciones administrativas, pues si bien, toda la información contenida en los registros contables es útil para el control y manejo de muchas acciones administrativas, también es cierto que son tareas que realizan los administradores y que están alejadas de cualquier proceso contable.

La auditoría contable entonces se convierte en una de las tareas más importantes para la vigilancia empresarial, pues consiste en la revisión, comprobación y verificación de todos los registros contables, de manera que se tenga completa seguridad de que cada una de las operaciones registradas sea correcta y al mismo tiempo verificar que todas las operaciones estén registradas, sin excepción.

La gran mayoría de empresas cuentan con un área de contabilidad que lleva a cabo todas las labores de este tipo, desde los registros diarios hasta la auditoría interna, sin embargo, es muy común también que la mayoría de organizaciones contraten especialistas externos, ajenos a la empresa para realizar el mismo procedimiento de verificación, esto con el fin de dar un nivel mucho mayor de confiabilidad a los registros y en general a toda la contabilidad de la empresa y a la información que esta genera.

La razón principal que se tiene para solicitar un servicio externo de esta naturaleza, cuando se tiene un área propia de contabilidad es porque lo último que cualquier empresario o junta directiva desea tener en su compañía es un área que resulte en una comparsa de los trabajadores, empleados y los mismos empresarios. Lo que en realidad todo empresario o dirigente de un negocio necesita es un grupo de especialistas expertos y bien capacitados que realicen sus tareas de vigilancia de la manera más eficiente posible para que las operaciones de la entidad se mantengan dentro de un rango de calidad y eficacia considerado como aceptable.

Y la presencia de miembros externos, solicitar un servicio de auditoría contable externa, funciona de una forma considerablemente efectiva para confirmar que este grupo de especialistas, que es parte de la empresa, esté realizando sus labores de la mejor forma posible y, por lo tanto, está ayudando a mantener la calidad, el prestigio y la productividad de la empresa dentro del rango de calidad mínimo requerido.

Todo esto es muy importante, pues como parte fundamental para el cumplimiento de todas estas tareas de vigilancia que aseguran el correcto funcionamiento de la estructura de la organización, se debe contar con un área de contabilidad que esté completamente alerta para registrar todas las operaciones, desde la más mínima hasta la más trascendental, siempre verificando que cada una de estas acciones se apegue por completo a las políticas, procedimientos y reglamentaciones establecidas, tanto de manera interna por la misma empresa como de manera externa por las autoridades mercantiles y fiscales.

Pero contar con un servicio externo que ofrece el mismo servicio es igualmente importante, pues ofrece ventajas que el departamento interno quizás no puede ofrecer. Una de las principales ventajas de este proceso externo es que el auditor tiene libertad e independencia absoluta, por lo que puede realizar cualquier tipo de recomendación u observación sin tapujos, e incluso puede decir al empresario en dónde se está equivocando y qué debe corregir.

Esta labor de vigilancia entonces es de gran importancia porque permite al empresario atender cualquier hallazgo detectado por el auditor (interno o externo) y así tomar las medidas correctivas necesarias. Una herramienta fundamental en los procesos administrativos y productivos de cualquier empresa, que ayuda bastante para el cumplimiento de objetivos y a tener absoluto control sobre las operaciones y procesos que la organización lleva a cabo es la auditoría contable.

Y cuando se requiere un servicio externo para verificar y comprobar que las tareas de contabilidad de la empresa se llevan a cabo con base en los parámetros establecidos, es necesario buscar y acudir con un grupo conformado por profesionales expertos, certificados y confiables, un grupo de calidad confirmada y eficacia asegurada, características que solo se encuentran en un despacho: CPMD y Compañía, S.C.

Publicaciones recientes

Deja un comentario